01

Fuera de juego

Manu y Martín son entrenadores de fútbol. Entrenan a chavales con la intención de inculcarles los valores que tiene el deporte rey.

Manu y Martín se conocen desde hace tiempo. Manu y Martín han llegado a la final. Y lo único que desean es ganarla.

La victoria es lo único que tienen para demostrar quiénes son. Para demostrar que, en la vida, no están fuera de juego.

Fecha de estreno: 1 de marzo de 2015.
Lugar: Leioa.

02

Reparto

La capacidad para cambiar de personaje sin apenas nada, transformándose por completo.
Anartz Zuazua

Director

Asier Hormaza

Actor

Asier Sota

Actor

Joseba Apaolaza

Actor

03

Crítica

Borobil Teatroa convierte el escenario en terreno de juego.

Borobil Teatroa se introduce en el mundo del fútbol con una curiosidad casi antropológica, pero con una mirada cómica- en una pequeña parte del sobredimensionado universo del fútbol-; El comportamiento del adulto en el fútbol base. La historia comienza en el juicio que imputa a dos personas de la misma cuadrilla, y para llegar a esta tragedia cuentan lo ocurrido haciendo saltos en el tiempo. La función tiene mucho ritmo y mucho humor, con unos actores acostumbrados al formato skecth que se adaptan de maravilla al lenguaje teatral. Los tres actores dan vida a más de quince personajes gracias a un excelente trabajo, en cantidad y calidad: a pesar de estar dibujados con pequeñas pinceladas crean arquetipos de trazo hermoso.

Eso sí, a medida que avanza la obra, nos damos cuenta de que existe otro subtema como combustible del tema principal: la competitividad primaria entre los dos protagonistas. Así, la radiografía de la fauna futbolística se convierte en una afilada lista sobre tipología varonil.

A mí, por lo menos, me ha quedado claro que el fútbol es lo de menos cuando la gente pierde el norte cegada por el ansia de ganar.

Las marionetas de la testosterona venerarían de la misma manera otro deporte, juego o práctica circense si fuera adecuada para medir el tamaño de sus testículos.

Cabe decir que esta obra además de producir carcajadas en el espectador no pierde la ocasión para ser crítica y hacer reflexionar; de hecho acaba haciendo un llamamiento a la responsabilidad que tenemos cada persona en este tipo de dinámicas en nuestra sociedad, logrando así que estemos hablando de un espectáculo redondo

Jaime Valverde

17 de junio de 2015

Suscríbase a nuestras noticias